Diseñar para un cliente con bajo presupuesto

reducir costos de diseño

Tienen un potencial cliente, se reúnen con él y conversan sobre el proyecto que está realizando y los diseños que necesita. Ustedes están muy emocionados por empezar.

 Luego de revisar su presupuesto de diseño, el cliente les dice: “estábamos pensando en un presupuesto de <50% menos del que enviaron>.

¿Escucharon alguna vez eso?

 La diferencia entre lo que quieren pagar y el costo presentado es muy grande. Pero luego es común sentir cierta ansiedad que nos hace comenzar a dudar de uno mismo ¿habremos hecho un presupuesto con un costo muy alto? ¿Definimos mal el presupuesto del proyecto? ¿El cliente va a pagar por el diseño? Etc. Etc.

Antes de perder a un potencial cliente, hay ciertos tips de negocios que podemos implementar para mantener bajo los costos de diseño y reducir el presupuesto sin perjudicarnos a nosotros mismos.

 Recorten los ojetivos del proyecto

Esto parece obvio, pero si el cliente no puede pagar el diseño con todos los adicionales propuestos, debemos encontrar la manera de crear una versión más básica  por un costo menor.

 Tip: Si es posible, creen una versión básica pero con la posibilidad de expandirse en el futuro cuando el cliente pueda pagarlo.

 Ofrezcan menos revisiones

Las revisiones pueden consumir gran parte del tiempo de diseño y el presupuesto de tu cliente.

Ofrézcanle la posibilidad de bajar el costo del proyecto de diseño a cambio de realizar menos revisiones del mismo. Asegúrese de establecer una tarifa por hora para las revisiones que superen la cantidad acordada, de lo contrario terminaran haciendo cambios de manera gratuita.

Sean más consultor que el diseñador

Esto funciona especialmente con aquellos clientes que quieren hacer todo  por ellos mismos.

En vez de hacer el trabajo, dedíquense a corregirlo y mejorarlo. Si el cliente envía pruebas, responde explicando cómo podría mejorar su propia creación.

Puede ser una situación en la que tanto ustedes como su cliente salen ganando: a ustedes les pagan por un trabajo de hora completa; a su cliente le sale menos y obtiene algunos consejos sobre cómo mejorar su proyecto.

Además, después de perder varias horas negociando para hacer que las ideas del cliente se hagan realidad, muchas veces van a pedirles que trabajen en el proyecto de todas formas… pero con una comprensión más profunda y sincera de por qué ustedes están pidiendo el precio que presupuestaron.

Nota: esto no es para aquellos profundamente enamorados del diseño… van a ver algunas cosas bastante horribles y van a tener que resistir el impulso de arreglarlo ustedes mismos o ser demasiado críticos.

Enfóquense en el diseño del sitio, no en el de cada página

Para WordPress y otros CMS similares, el diseño de cada una de las páginas es usualmente la parte más tediosa y que consume más tiempo del diseño de un sitio web.

Si el cliente no puede pagar el diseño de cada página, pueden ofrecerles diseñar una página. A partir del diseño de esta página ellos pueden crear el resto de las páginas/post completando con el contenido del sitio.

Vendan al por mayor

Esta es una buena táctica de negociación con un cliente que paga bien. Ofrecerle un descuento si realiza un contrato de servicios de un año o si se compromete a realizar con nosotros varios proyectos a lo largo de los próximos 6 meses.

Pero no se olviden de firmar un contrato especificando los términos de su acuerdo y que pasa si alguna de las partes rompe su parte del mismo.

Establezcan un plan de pago
Para aquellos clientes que comienzan con un emprendimiento, usualmente contar con el capital es el mayor desafío. Pero, al mismo tiempo los emprendimientos necesitan MUCHO trabajo terminado para comenzar a funcionar.

Permitir al cliente pagar en una serie de meses permite dividir los costos del diseño en partes manejables.

 NOTA: tengan cuidado, lleven la cuenta del dinero que ellos les deben y fijen un límite a partir del cual no van a continuar trabajando a menos que ellos cancelen la cuenta.

 Servicios comerciales

Los acuerdos comerciales pueden ser una herramienta útil para tu negocio cuando las dos partes se ofrecen mutuamente beneficios de productos y servicios.

Sin embargo, deben estar seguros de que su negocio realmente puede usar esos servicios por los cuales están realizando el acuerdo, y no ustedes en su vida personal. De otro modo estarán haciéndole trampa a su negocio, y deberán ser ustedes los que paguen.
Ejemplos de acuerdos comerciales inteligentes que pueden aprovechar los diseñadores:

-Acuerdo por reparación de la computadora o mejora de la misma.

-Acuerdo por publicidad o marketing.

-Acuerdo por un espacio de oficina (si lo necesitan).

-Acuerdo por servicios de impresión.

¿Redujiste costos para ganar un cliente que tenía un pequeño presupuesto?

¿Conseguiste un buen cliente? O ¿huiste de lo que parecía ser una empresa fantasma?

Dejános tu comentario en este post.

Fuente:http://www.cdcweb.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s