¿El diseño tiene campo laboral? ¿Tiene sentido que se sigan incorporando más carreras para formar diseñadores en América Latina?

Dos empresas fabricantes de calzado enviaron un representante al África para estudiar la posibilidad de expandirse. A los pocos días uno de los representantes llamó a su jefe un tanto deprimido y le dijo: «No tenemos oportunidad aquí, todos andan descalzos, no hay nada que hacer, no se puede hacer negocio». El otro representante, entusiasmado, le dijo a su jefe: «¿Sabe?, ¡nos vamos a hacer ricos!».

En los últimos años hemos asistido a un crecimiento en las carreras de formación en diseño nunca antes vista en Uruguay. Gran parte de este crecimiento se explica en un cambio de paradigma en el mercado y la industria. El consumidor se ha vuelto especialista, por lo que la industria debió responder a ello con productos más inteligentes, sustentables, atractivos, amigables con el medio ambiente… y podríamos seguir con infinidad de nuevos requisitos.

En el mundo las industrias creativas (de las que el diseño forma parte) están en franco crecimiento. Desde la primer aparición del concepto en el artículo La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas1, hasta su segunda definición2 a nivel institucional aportada por el Ministerio de Cultura del Reino Unido en el año 2007, en el que se identifican los rasgos más distintivos de dichas industrias en su valor expresivo. Este rasgo distintivo, según ese organismo, hace referencia a todas las dimensiones que se extienden y tienen impacto sobre los significados y la comprensión en una cultura específica. Las dimensiones que se identifican en el concepto de Industrias Creativas según David Throsby3 son:

  • Valor Estético: valor que refleja la belleza, la armonía y la forma, así como otras características estéticas.
  • Valor Espiritual: puede ser secular o religioso. La búsqueda por la comprensión espiritual es compartida por todos los seres humanos. Los beneficios derivados del valor espiritual son: el entendimiento, la percepción y la ampliación de la conciencia.
  • Valor Social: un importante aspecto del trabajo artístico es su capacidad para construir vínculos entre las personas, que de otra forma serían individuos aislados. El arte ilumina a la sociedad y crea contextos en los que las relaciones humanas pueden prosperar.
  • Valor Histórico: parte de la importancia de los productos artísticos es que ofrecen un reflejo (como una foto) del instante y de las condiciones del momento en que fueron creados y, a su vez, aportan claridad y un sentido de continuidad con el presente.
  • Valor Simbólico: los objetos expresivos se encuentran cargados de significados. En la medida en que el espectador de un trabajo creativo pueda extraer el sentido de la obra, el valor simbólico de la obra se hallará en el significado transmitido por la obra y en el valor percibido por el espectador.
  • Valor de Autenticidad: se refiere al hecho de que el trabajo creativo representa una real, original y única obra de arte.

Ahora bien, solo en el años 2013 la actividad cultural en Uruguay explica casi el 1% del PIB y genera cerca de 20.000 puestos de trabajo, según un informe de Industrias Creativas de Uruguay XXI.3 En el mismo informe se expresa que: «El diseño ha ocupado un lugar cada vez mayor en las actividades económicas y sociales, funcionando como un espacio de articulación público-privada importante de agregado de valor y de mejora continua para todas las actividades económicas». Algunas de las ventajas competitivas que mantenemos desde la elaboración de dicho informe hasta hoy son:

  • El diseño uruguayo tiene un profundo vínculo con la modernidad, lo que da como resultado un diseño que se incorpora naturalmente a mercados globales como los de Europa y Estados Unidos.
  • Las actividades de diseño uruguayo se vinculan transversalmente con diferentes tipos de industria, siendo un factor relevante dentro de cualquier sector productivo.
  • Diseño de alta calidad.
  • Profesionales destacados con experiencia en los distintos segmentos del diseño.
  • Presencia de una cultura, materiales, procesos y solidez profesional que fortalecen las expectativas de desarrollo del diseño uruguayo.
  • Respaldo institucional al diseño uruguayo, con énfasis en la coordinación, la generación de redes de valor y la colaboración público-privada.

Las recientes experiencias de la SubMesa de Mobiliario de la Cámara de Diseño de Uruguay en Brasil o Londres4 o la paradigmática participación de la CDU en MICSUR Bogotá, Colombia,5 son solo una muestra de ello.

Entonces, volvamos a la pregunta inicial. ¿Tiene el diseño campo laboral? La respuesta más inteligente es: depende del enfoque con el que se intente responder.

RECORDÁ COMENTAR y SEGUIRME EN FACEBOOK, INSTAGRAM, GOOGLE+ Y LINKEDIN!!

FUENTE: https://foroalfa.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s