Los 7 tipos de clientes.

Todos somos clientes. Buenos clientes y malos clientes, dependiendo de la ocasión. Por lo tanto, este post está dirigido a todos nosotros. Les aseguro que no volveran a ver las cosas igual después de haber leído este post…

El cliente.

Todos somos conscientes de la importancia que tienen estos seres. Tanta, que sin ellos no podríamos salir adelante con nuestros proyectos, por muy buenos que seamos. Por lo tanto: ¿podemos afirmar, como se solía decir en alguna escuela de negocios, que “El Cliente es el Rey”? NO, rotundamente NO. Ya que, así como los clientes son necesarios para poder vivir de tu negocio, otros clientes pueden hacerlo fracasar. Por lo tanto añadimos un pequeño adjetivo a la famosa frase para convertirla en una verdad absoluta: “El buen Cliente es el Rey”. Y ¿quién es el buen cliente? A continuación intentaré dar unas pautas para poder reconocerlo.

7 principales Tipos de clientes.

1. El César.

Sin duda los mejores clientes. Hacen encargos grandes con frecuencia. Se fían totalmente de tu capacidad. Pagan bien en el plazo acordado. Son muy exigentes. Te pueden llamar cualquier día de la semana a cualquier hora. Tienen total prioridad.

los-7-tipos-de-clientes-el-cesar

2. El Fan.

Vienen de vez en cuando y encargan cosas medianas y pequeñas. Pagan bastante bien y les encanta vernos trabajar. Suelen intentar formar parte del proceso de manera positiva. Tu palabra es la ley.

los-7-tipos-de-clientes-el-fan

3. El Inasesorable.

Exigen participar en todo, quieren tomar todas las decisiones. Suelen pagar bien y lo hacen sobre todo para que les demos la razón. Sí intentas orientarlos harán como que lo piensan, pero al final no te harán caso. No te obsesiones por hacerles ver las cosas como tú las ves.

los-7-tipos-de-clientes-el-inasesorable

4. El Amigo.

Este empieza a ser peligroso. Es tu amigo y por lo tanto considera que tu trabajo es parte de esa amistad. Deja claras tus tarifas o, con el tiempo, esa amistad peligrará. Suelen ofrecerte trueques: copas en bares, entradas al cine, etc. Recuerda que con copas no se paga la luz!!!

los-7-tipos-de-clientes-el-amigo

5. El Aburrido.

Este caso no llega a cliente real más del 75% de las veces.
Pasa por las cercanías de tu negocio. Ve que estas ahí y decide entrar a preguntar cosas. Normalmente lo hace porque necesita matar el tiempo. Sí eres buen vendedor, tal vez consigas venderle algo. Intenta dedicarle un tiempo acorde con su intención.

los-7-tipos-de-clientes-el-aburrido

6. El Politico.

Este cliente se puede dividir en dos:

El que dice la verdad: en este caso es un cliente interesante. Te hará un buen encargo, será un trabajo institucional y por lo tanto será bastante relevante. Pagará, tarde, pero lo hará. Estudia sí puedes permitirte la inversión en tiempo y la espera.

El que no dice la verdad: este te liará, te enrollará, te ofrecerá apoyo institucional, se aprovechará de ti, no te pagará, y si te he visto no me acuerdo. Nunca le digas que no a un trabajo ya que se lo puede tomar bastante mal. Exígele, de forma educada, el total del pago por adelantado. Dirá que lo va a estudiar y dejará de molestarte por un tiempo. Cuando vuelva, repite la estrategia.

los-7-tipos-de-clientes-el-politico

7. El Caradura

Este se las da de simpático, incluso de amigo, pero no te va a pagar y lo sabe. Le da igual que fracase tu negocio, no lo olvides, así que al igual que el anterior, exige el total por adelantado. Se lo tomará bastante mal, te dirá de todo, pero no cedas. Si le haces caso será peor. Cuando te empiece a dar largas con el pago empezará a verte como su enemigo. Mejor perder este tipo de “clientes / amistades” por no hacerles un trabajo que por que no te lo paguen.

los-7-tipos-de-clientes-el-caradura

Dicho esto y dado este pequeño esquema de tipos de clientes, vamos al siguiente apartado:

Como gestionar tus clientes.

Hoy leyendo encontré un post que decia: “No quieras tener muchos clientes. Multiplicarás los problemas. Ten pocos y buenos. Trabájales bien y consérvalos”.

Por lo tanto:

  • Seleccionemos a nuestros mejores clientes. El número suficiente para poder realizar bien y en el plazo de entrega acordado, todos sus encargos.
  • No agarremos trabajos por que sí. Por muy grande que sea un cliente, si no tenemos tiempo o capacidad, sepamos decir que no. Al contrario de lo que pueda parecer, eso nos hará ganar puntos ante ellos ya que verán que somos consecuentes y no damos un Sí sin estar seguros.
  • Recordemos que la calidad de un cliente no se mide por lo grande o importante que sea su empresa si no por lo rentable que sale a la nuestra.
  • No se fien de las instituciones. Cobráles siempre el 50% por adelantado, ya que en principio no sabemos que tipo de “Político” es. No acéptes apoyo institucional como pago, no te lo darán!!!
  • No dejes nunca que el cliente organice tu calendario laboral, con la excepción de un César.
  • No den las ideas antes de que se acepte el presupuesto.
  • Intentar siempre firmar un contrato de trabajo para todos los encargos.
  • En definitiva: organizar los trabajos y gestionar a los clientes según tu criterio ya que vos sos quien vela por el buen funcionamiento de vuestra empresa.

“Les dirán en algún caso, que empresas como la tuya hay muchas. Tienen que saber que clientes como ese muchísimos más.”

Fuente: http://www.waarket.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s