Brand Retail Design: Apple

El Brand Retail Design está cada vez más presente en las marcas y en nuestras vidas. Las empresas son cada vez más conscientes de la importancia de la experiencia del usuario y de lo relevante de que esa experiencia empiece en una muy pronta etapa del proceso de consumo y compra, desde el momento en el que entran en el establecimiento o tienda.

El objetivo o meta del Bran Retail Design es plasmar ideas que cobren vida, creando entornos únicos y representativos de la marca, únicos y reconocibles para los clientes, de manera que los asocien directamente con la empresa o producto, espacios que emociones y que consigan que los consumidores conecten rápidamente con los productos de manera que se facilite la venta de los mismos y por tanto, que aumenten las ventas. Sin duda alguna, este es uno elemento más a tener en cuenta en toda la estrategia de ventas.

Algunos de los ejemplos más representativos de Brand Retail Design son Camper, Apple, Nespresso o Uniqlo entre otros.

Las empresas son cada vez más conscientes de que deben crear, diseñar y vender sus productos poniendo en el centro de todo el proceso al cliente, de esta forma conseguirán conectar con el mismo, hacerse querer y fidelizar a los mismos.

Es muy importante remarcar que actualmente no existe un único canal de venta, sino un multicanal, que da lugar a diferentes canales de venta y comunicación, además de los canales tradicionales. Es en este punto en el que algunas empresas están usando esta nueva manera de comprar, usando y adaptando estos canales de compra para ofrecer un mejor servicio y experiencia a sus clientes y/o clientes potenciales. Es aquí, justo en este punto de todo el planteamiento, en el que el papel del punto de venta toma un claro protagonismo.

Apple es el ejemplo perfecto en lo que a una oferta multicanal se refiere y a una experiencia para el consumidor desde el mismo momento en el que entra en una tienda. Apple es consciente de su presencia en varios y diferentes canales y por eso posibilita la compra de sus productos online, pedir cita para una atención o servicio exclusivo y personalizado. Los clientes puedes acceder a  Apple a través de su tienda online, a través de distribuidores oficiales, tiendas propias o en tiendas con varias marcas, pero su estética y experiencia de marca está presente por igual estén donde estén.

Y como siempre, en los números se pueden observar los resultados positivos del Retail Branding, las tiendas Apple en EEUU tienen una rentabilidad en términos de venta con números asombrosos. Si la media de venta por metro cuadrado del los top 20 retailers en EE.UU. es de 787 dólares, la de Apple es 6.000 dólares! 7 veces mas. (fuente: retail sails).

Apple lleva presente en el mercado 12 años y tiene ya más de 360 tiendas en todo el mundo, visitadas por más de un billón de personas, siendo en muchas ciudades un punto de atracción turística.

Las tiendas más representativas del “mundo Apple” suelen estar ubicadas en edificios históricos, que han implicado grandes reformas y estudios arquitectónicos de alto nivel. De ahí, que cada tienda, tenga unos altos costes de inversión, reforma, restructuración, producción e instalación.

La marca siempre es la raíz o el punto de partida  y que está presente en cada centímetro del establecimiento o tienda. Apple está basada en la simplicidad, la innovación y el diseño. Una estrategia basada en las emociones, Lifestyle, , “Easy use” y en “crear confianza”, “tecnología humanizada”, lealtad, sentimiento de pertenencia, cercanía. “Tu eres el protagonista, eres parte de una experiencia común, y va a ser nuestro mejor embajador”. Steve Jobs tenía muy claro lo que quería en cada una de sus tiendas: “Canalizar la esencia de una marca-producto dentro de la arquitectura”.

Y sin duda, así lo hizo, las tiendas Apple son sencillas a más no poder, pero todo el mundo percibe una sensación de bienestar cuando entra en ellas.  Los establecimientos son diáfanos, con luz, amplios y desde fuera se puede ver lo que hay dentro gracias a su transparencia y sencillez de líneas.

No son extremadamente invasivos en lo que a la publicidad en sus escaparates se refiere, suelen ser simples y como mucho habrá uno o dos.

En el interior todo es sencillo y simple a más no poder, pero en el fondo está todo bien pensado y calculado al milímetro. Todo responde a los números matemáticos, hasta el punto que todo es simétrico: la iluminación, las mesas y su posición con respecto a las luces, la altura de las mesas y la distancia entre los productos sobre las mismas para que los usuarios puedan experimentar y probar los productos sin los agobios de tener a alguien tan cerca como para sentirse agobiado. Las planchas de las paredes son proporcionales matemáticamente a las mesas. 

Dentro de las tiendas no hay promocionales, no hay propaganda o publicidad que suponga ruido para el consumidor, sino que todo es minimalista y sencillo para que el cliente sea el protagonista. Todos los productos son fácilmente accesibles, reconocibles de fácil alcance. Todo esta limpio y es respetuoso con todos los elementos que lo componen y se integran.

No debemos olvidar el elemento psicológico presente en el diseño. Todo está ordenado de tal manera que la simetría es la clara predominante, la luz es natural y toda esta suma de elementos llevan al cliente a un estado de relajación y disfrute, bajando el nivel de energía, haciendo que aumente el nivel de deseo.

Y que decir del servicio y personal a disposición del cliente, el trato es siempre excelente, con una clara predisposición a la ayuda y al servicio, con un personal preparado y cualificado. Además, la marca integra otros elementos que hacen que la experiencia se magnifique como por ejemplo la facilidad de pago, el servicio de asistencia mundial por el cual el cliente puede comprar el producto y que se lo entreguen en cualquier parte del mundo sin trabas o pega alguna.

El objetivo, construir una experiencia de marca, asociada o relacionada con la personalidad y significados que representan a la misma. Apple nos lleva a un punto de simplicidad, interactuación, haciendo a los clientes o usuarios protagonistas de toda la experiencia, dando un fácil acceso a productos tecnológicos sin necesidad de saber como funcionan, son intuitivos y fáciles de usar, iniciando este proceso ya en la misma tienda. Venden calidez, emociones y sin duda alguna, formar parte de la comunidad de personas que usan Apple y solo Apple.

Seguro que más de uno de vosotros ha sentido una experiencia similar a la que os estamos explicando, si ese es el caso, entonces Apple ha conseguido reflejar y transmitir su esencia de marca a través del Brand Retail Design.

Fuente: http://wuai.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s