Plenty: Creativos animados

Son inquietos, adictos al trabajo, hacen lo que les gusta y se divierten. Son Pablo Alfieri y Mariano Farias, los directores de Plenty, un estudio de arte, diseño y animación. Se dedican a la publicidad y al branding de televisión, y trabajan para HBO, Fox, MTV y History Channel, entre tantos otros.

Por: Leila Mesyngier @Leimesyn
 
Pablo Alfieri y Mariano Farias, directores de Plenty | Fotografía: Maia Croizet…

Del otro lado de la puerta de entrada, se escucha el repiqueteo de la pelotita de ping pong. Es la hora del almuerzo, y dos diseñadores descansan un rato, y despejan sus cabezas para volver a comenzar con el trabajo. Enseguida, llegan Pablo Alfieri y Mariano Farias, creadores y directores de Plenty, un estudio de dirección de arte y motion graphics, que se dedica a contar y animar historias para algunos de los más importantes canales de televisión (HBO, MTV, AXN, Fox, Nickelodeon, Nat Geo, History Channel), y empresas multinacionales (Personal, Doritos, Coca-Cola, Bonafide, Gancia, Schweppes, Chandon, Chevrolet).

Los dos son diseñadores gráficos, y vienen trabajando en el campo desde que se recibieron. Estuvieron en algunas de las agencias locales más innovadoras, y luego armaron sus proyectos individuales. “Empezamos a trabajar juntos y notamos que nos complementábamos muy bien. Yo más destinado a la dirección de arte, y Mariano a la de motion”, cuenta Pablo. Uno desde Playful, el otro desde Gula, se llamaban para cada proyecto que les salía, hasta que en un momento, allá por 2010, decidieron unir fuerzas. “Los dos teníamos las mismas ambiciones y sueños, que eran tener un estudio como éste. Así nació Plenty. Empezamos siendo cuatro y ahora somos 16”, dicen desde la sala de reuniones de su oficina con vista al barrio River.

“Fuimos creciendo en estos tres años. Comenzamos con clientes locales, multinacionales que están asentadas en Buenos Aires, y después empezamos a trabajar para empresas del exterior: España, Inglaterra, Estados Unidos, China, India, Australia y países de Latinoamérica”, explica Mariano. El crecimiento fue exponencial, pero vino primero con mucho esfuerzo, trabajo y dedicación, y luego con el “boca en boca”. Pablo reconoce que tuvieron la suerte de encontrarse con “gente humanamente buena”, que los recomendó: “Eso hizo que nuestra imagen crezca y lleguemos a hacer proyectos más grandes”.

DE ARGENTINA HACIA EL MUNDO

Plenty se dedica a la publicidad y al branding de televisión, un campo en el que hay muchos estudios y un gran potencial a nivel local. De hecho, cuentan Pablo y Mariano, la gran mayoría de los canales para América Latina están hechos por estudios argentinos porque hay, en el país, recursos humanos para llevar a cabo esa tarea.

“Nos abrió mucho el mercado ser argentinos. Y es un mercado difícil, más allá de que la publicidad acá sea vista como un polo súper importante en el mundo, y haya muchísimas agencias que no paran de ganar premios. Estar a la altura de ciertos estudios de afuera, hace que la visión sobre los argentinos sea interesante, porque es un país que tiene devaluada la moneda, cuyos costos son otros, la mirada empieza a cambiar, y los clientes van confiando a pesar de la barrera del lenguaje y la distancia”, explican con orgullo y reconocen la gran ventaja de la ubicación en el planeta.

“Estamos en el medio, entre Estados Unidos y Europa, y no tenemos gran diferencia horaria con ninguno. Podemos trabajar con ambos”, reflexiona Mariano, aunque alguna vez recibió llamados a las 5 de la mañana. No suelen viajar, salvo que sea un proyecto muy grande, o que requiera una filmación en el país de origen; por eso explotan la tecnología de la globalización: se comunican por Skype, incluso, muchas veces, con clientes que están también en Buenos Aires.

DE RUTINAS Y COTIDIANEIDADES

El staff de Plenty está conformado, además, por productoras, directores de arte, diseñadores, especialistas en 3D, animadores, técnicos y compositores. Y para cada proyecto, arman grupos de acuerdo a las necesidades y requisitos. “El equipo es muy importante, aporta muchísimo. Sin ellos, no podríamos estar haciendo lo que hacemos hoy”, reconocen. Cuando se trata de repensar la imagen de un canal, armar un comercial institucional, o un paquete gráfico para un programa, participan mucho de la parte creativa. Si es para un comercial, la trama y la estética ya vienen más armadas, porque hay más intermediarios (desde una agencia y una productora, hasta un representante) que opinan y toman decisiones. Pero, a la vez, hay historias, guiones o personajes que son “interesantes de contar”.

De todos modos, hay ciertas rutinas comunes que comienzan cuando llega el brief, y Pablo y Mariano se juntan para leer y conformar el equipo. Luego vienen las reuniones de brainstorming en donde, generalmente, están más involucrados los de arte. Allí surgen las propuestas estéticas, mientras buscan referencias que los inspiren. De a poco, van animando las imágenes, definiendo la estética de la animación, el ritmo, la cadencia de los movimientos. Luego todo se vuelve más detallado, y hay que resolver las cuestiones técnicas. Finalmente, llega la instancia del acabado, de pulir los últimos detalles, de darle valor agregado. Esa etapa “es de mucha importancia. Nos dimos cuenta de que para que el estudio esté al nivel de los de afuera, tiene que tener ese diferencial”, dicen, y reconocen que invierten mucho tiempo en el post.

Son inquietos, adictos al trabajo, buscadores eternos y se divierten. Tienen un trabajo en el que resuelven problemas, generan soluciones, siguen ciertas rutinas. Llegan entre las 9 y 10 de la mañana, almuerzan todos juntos en el comedor, después de comer casi siempre se juega al ping-pong, y desde que tienen la Nespresso, entre las 4 y las 5 de la tarde toman café. “Este trabajo te conecta mucho con el estado de ánimo. Estás haciendo algo que es creativo en muchos aspectos, es original, no es repetitivo. Esa apuesta de querer hacerlo distinto, eso que uno le pone al trabajo, está directamente relacionado con la subjetividad y generar un buen clima de trabajo y que uno pueda jugar, ayuda a la creatividad. No siempre podemos, pero es un poco necesario, se gana bastante”, dice Farias, que nació en Junín y estudió en La Plata.

Y Alfieri, egresado de la Universidad de Buenos Aires, agrega: “Lo que hace que no tengamos una rutina muy marcada, es que tratamos de que los proyectos que anteceden al que estamos haciendo, no tengan nada que ver. Eso hace también que no tengamos que volver a hacer lo que ya hicimos. Estamos para contar historias y para plantearnos desafíos. Nuestra idea es tratar de hacer todo diferente, y proponerle una solución a cada uno de nuestros clientes; siempre algo nuevo. Entonces, la rutina no es muy marcada, más allá de las cotidianeidades, que son muy de nuestra cultura argenta: tomar mate, café, jugar a la Play, ir los jueves a jugar al fútbol. Pero la manera de encarar los proyectos y los proyectos en sí hace son diferentes”.

PLENITUD

La inspiración llega, no como una instancia divina, sino como parte de una forma de vida. Pablo, por ejemplo, prefiere -antes de comenzar con un nuevo trabajo- haber salido con amigos la noche anterior, escuchar música o ver una película. Eso lo relaja. “Ahora estamos haciendo un corto animado basado en Alicia en el país de las maravillas. Entonces, cada uno se inspiró de la manera que creía necesaria: algunos leyeron el libro, otros vieron las películas, cada uno a su manera”, señala. En gran medida, agrega Mariano, la inspiración viene de la misma fuente a la cual ellos proveen de contenidos e imágenes: la pantalla. “Los comerciales, los canales de televisión que hacen otros, las películas son estímulos constantes. El tema es cuándo uno está preparado para entrar en el proyecto, y a veces, hay que sacar la cabeza para respirar”, indica.

+ ¿Por qué eligieron Plenty como nombre para el estudio?

P Buscábamos una palabra que fuera corta, fácil de pronunciar, que tuviera relación con Playful y Gula. Y Plenty es un derivado de gula. Es como sentirse satisfecho, como jugar un poco con la parodia de sentirse así, cuando nunca lo estuvimos, ni lo vamos a estar, porque no paramos ni dos segundos. Llegó después de un brainstorming, de buscar significados y hacer listas.

+ ¿Cómo definen lo que hacen todos los días?

Es difícil explicar nuestro trabajo, pero si vamos al plano más filosófico, tenemos la suerte de hacer algo con lo que nos divertimos, y lo hacemos con responsabilidad.+

Esta nota se pubicó en la edición #47 de Revista 90+10.+

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s