Resumen paginas 18 y 19

… No hay “causa” identificable de estado de hecho social o cultural, son un conjunto indeterminado de procesos en interacción que se auto mantienen o se inhiben.

Que la técnica condiciona significa que abre ciertas posibilidades, que ciertas opciones culturales o sociales no se podrían considerar sin su presencia.

Las mismas técnicas pueden integrarse en conjuntos culturales muy diferentes. Por ejemplo la agricultura de irrigación a gran escala ha favorecido a Mesopotamia, Egipto o en China, aunque estas tres civilizaciones sean muy distintas se ha acomodado a sus necesidades. La imprenta no tuvo la misma consecuencia en Oriente que en Occidente. Solo condicionó y facilitó una parte del entorno global.

La multiplicidad de factores y de agentes no permite el mínimo cálculo de efectos deterministas. Todos los factores “objetivos” no son más que condiciones para ser interpretadas por parte de las personas.

Una técnica no es ni buena, ni mala, ni neutra. Se trata de descubrir sus irreversibilidades donde un cierto uso nos compromete, las ocasiones que nos permitiría aprovechar, formular proyectos y decidir lo que haremos con ellas.

Sin embargo, creer en una total disponibilidad de las técnicas y de su potencial  para individuos y colectividades sería hacerse ilusiones. En el momento en que deliberamos sobre los usos posibles de una tecnología dada, ya se ha impuesto maneras de hacer, y ya es demasiado tarde y otras tecnologías emergen.

LA ACELERACIÓN DEL CAMBIO TÉCNICO Y LA INTELIGENCIA COLECTIVA

Para los hombres parece que el leguaje digital, fluido, en constante mutación, esté desprovisto de esencia estable. Pero la rapidez de transformación es por sí misma una constante de la ciberculutra. Para el individuo que ve de pronto modificados sus métodos de trabajo, para aquella profesión afectada bruscamente, por una revolución tecnológica que hace que sus habilidades tradicionales se vuelvan obsoletas, la evolución técnica parece algo amenazador.

La aceleración es tan fuerte y tan general que incluso los que consideran estar más “a la última” están, en diversos grados, desbordados por el cambio.

Lo que se identifica “nuevas tecnologías” recubre de hecho la actividad multiforma de grupos humanos.

Cuando los impactos son negativos, habría que incriminar a la organización del trabajo. Cuando los impactos son positivos no es la técnica la responsable del éxito, sino aquellos que han concebido, puesto en práctica y utilizado ciertos instrumentos.

Cuanto más rápido es el cambio técnico, el sentimiento de extrañeza aumenta con la separación de las actividades y la opacidad de los procesos sociales. La puesta en sinergia de las competencias, de los recursos y de los proyectos, la constitución y el mantenimiento dinámico de las memorias comunes, la activación de modos de cooperación, la distribución coordenada de los centros de decisión se opone a la separación estanco de las actividades, a la compartimentación, a la opacidad de la organización social.

El ciberespacio, dispositivo de comunicación interactiva y comunitaria, se presenta como uno de los instrumentos privilegiados de la inteligencia colectiva. Por ejemplo que los organismos de formación profesional a distancia desarrollan sistemas de aprendizaje cooperativos en red. Los investigadores y estudiantes del mundo entero intercambian ideas, artículos, imágenes, vivencias por medio de videoconferencias. Informáticos en todo el mundo se ayudan entre sí para resolver problemas de programación, etc.

LA INTELIGENCIA COLECTIVA, VENENO Y REMEDIO DE LA CIBERCULTURA

 La historia de la cibercultura, auto-mantenimiento de la revolución de las redes digitales. El crecimiento del ciberespacio no determina automáticamente el desarrollo de la inteligencia colectiva, solamente le facilita un entorno propicio. Comienzan a verse toda clase de nuevas formas de:

Aislamiento y sobre carga cognitiva, Dependencia, Dominación, Explotación, e incluso tontería colectiva.

Cuando algunos procesos de inteligencia colectiva se desarrollan efectivamente, tienen por efecto acelerar de nuevo el ritmo del cambio tecno-social, lo que hace tanto o más necesaria la participación activa del cibernauta. Lo que constituye uno de los mejores remedios contra el ritmo desestabilizador, a veces excluyente de la mutación técnica.

 CAPITULO II

LA INFRAESTRUCTURA TÉCNICA DEL MUNDO virtual

 LA EMERGENCIA DEL CIBERESPACIO

 Los primeros ordenadores aparecieron en Inglaterra y EEUU en 1945, su uso era reservado a los militares, pero se extendió luego durante los años ´70, las mejoras aumentaban constantemente, pero nadie preveía en aquel momento que un movimiento general de virtualización y comunicación afectara a los datos elementales de la vida social, salvo algunos visionarios.

Los ordenadores eran grandes máquinas, aisladas en salas refrigeradas donde solo un grupo de científicos podía acceder.

El cambio fue en los años setenta, la puesta a punto y la comercialización del microprocesador. Abrieron una nueva fase la robótica, talleres flexibles, máquinas herramienta con mandos digitales, etc. Se produjo el inicio de la automatización de ciertos ámbitos del sector terciario. Desde entonces, la búsqueda de incrementos de productividad por el uso multiforme de aparatos electrónicos, de ordenadores y de redes de comunicación informática alcanzó progresivamente el conjunto de las actividades económicas.

La contracultura se amparó en el invento del ordenador personal los servicios informáticos de las grandes empresas y a los programadores profesionales para convertirse en un instrumento de creación, de simulación, y de diversión.

En los años ochenta la informática perdió su estatuto de técnica y de sector industrial particular y comenzó su fusión con las telecomunicaciones, la edición, el video, el cine y la televisión.  La digitalización alcanzó primero la producción y la grabación de música, pero los microprocesadores y las memorias informáticas tendían a convertirse en la infraestructura de producción en el campo de la comunicación. Nuevas formas de mensajes interactivos, la aparición de los hiperdocumentos

Las diferentes redes informáticas que se habían constituido desde finales de los años setenta se unieron, mientras que el número de personas y ordenadores conectados en red creció súbitamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s